El porqué como vocación

Estos días de Navidad son lo contrario a la rutina. O más bien una rutina montada en la tradición centenaria de la lumbre del hogar. Todos los años lo mismo y, sin embargo, todo es nuevo cada año. Por eso es tiempo propicio de escribir. Pero no sobre lo que ocupa la vida frenética entre regalos, belenes y polvorones. Si no sobre la vida que llevamos antes del veinticuatro de diciembre y a partir del seis de enero.

En mi caso es una vida monástica. Sin regla, sin hábito y sin llamada a la oración. Pero monástica. Continúa leyendo El porqué como vocación

nos falta una guerra

Ante una gilipollez adolescente, mi abuelo me decía que, si hubiera pasado la guerra, me ahorraría los tremendismos en política. En Europa llevamos siete generaciones sin conocer una guerra -caso inédito en nuestra historia- y esto explica que nos permitamos cierto lujos. Un Brexit, un Trump o un Podemos no hubieran sido posible en la posguerra. La experiencia del conflicto cruento, de la miseria y de la necesidad; hicieron que del trauma naciera el consenso. Pero ese consenso consistió también en blanquear el comunismo, poner el capitalismo al final de la historia y olvidar el alma cristiana de los pueblos occidentales en pos de la sociedad abierta. Ahí están destilados los ingredientes que han desembocado en la política cotidiana, cuajada de populismos a diestra y siniestra. Continúa leyendo nos falta una guerra

El fuego de la tradición

Imagen: Toter Mann. Alpes bávaros 2018 (c) G. Moreno-Muñoz

En nuestro mundo líquido y digital nadie habla de la tradición como un valor. Pero ese mundo etéreo por el que flotamos los ciudadanos sin patria, no para de mandarnos señales de lo contrario. La tradición es algo querido por muchos. Y la defensa de la tradición familiar, nacional o religiosa está en la raíz de muchos movimientos que son más de contestación que de afirmación. Desde Donald Trump a Putin, pasando por la oposición venezolana al chavismo. Continúa leyendo El fuego de la tradición