Andalucía por alegrías

Carlos Cano era único para cantarle al alma de mi querida Andalucía. De sus tragedias y alegrías . Él, como tantos otros, pintó los primeros años del autonomismo con un verde esperanza que ha defraudado a todos. Menos al socialismo andaluz que ha vivido al cobijo de la paga durante casi cuarenta años. Hoy el único verde -color Islam- lo pone VOX. Factor de cambio y esperanza. 

A la espera de un gobierno que haga cosas nuevas, recupero un artículo que publiqué hace unas semanas en Red Floridablanca:

«…los andaluces somos la esencia de España. Desde la flamenca con faralaes al toro de Osborne. Y los andaluces nos sentimos justamente elegidos. Porque en el sur se vive de miedo. Y porque sabemos que nuestros fueron Trajano, Séneca, García Lorca. La cuna de la civilización (…)

Andalucía no necesitaba un estatuto que reconociera nada, porque lo era todo. Andalucía necesitaba -y lo sigue necesitando- cuarenta años de honradez, regeneración democrática con gobiernos que se alternen en la gestión y oportunidades para que sus jóvenes no vayan a la cola de Europa…»

Artículo completo: http://www.redfloridablanca.es/federalismo-derechas-gonzalo-moreno-munoz/

nos falta una guerra

Ante una gilipollez adolescente, mi abuelo me decía que, si hubiera pasado la guerra, me ahorraría los tremendismos en política. En Europa llevamos siete generaciones sin conocer una guerra -caso inédito en nuestra historia- y esto explica que nos permitamos cierto lujos. Un Brexit, un Trump o un Podemos no hubieran sido posible en la posguerra. La experiencia del conflicto cruento, de la miseria y de la necesidad; hicieron que del trauma naciera el consenso. Pero ese consenso consistió también en blanquear el comunismo, poner el capitalismo al final de la historia y olvidar el alma cristiana de los pueblos occidentales en pos de la sociedad abierta. Ahí están destilados los ingredientes que han desembocado en la política cotidiana, cuajada de populismos a diestra y siniestra. Continúa leyendo nos falta una guerra