La memoria de Franco

Entrada de la Embajada de España en el Vaticano. Representación diplomática más antigua del mundo, fundada por los Reyes Católicos en 1480

Mis hijas han nacido fuera de España. Como españolas, y a falta de mamar paisaje y costumbres, tienen que ejercer la hispanidad como el nicaragüense Rubén Darío: “por conciencia, obra y deseo“. Es la patria en toda su etimología. La tierra de su padre.

Ahora que Franco está de moda, nos toca hacer memoria. Y explicar las cosas en familia. Fuera de la secta y lejos de la propaganda. Porque Franco es sobre todo historia, historia española. De la que no nos podemos saltar cosas, si es que queremos dejar una herencia aseada. En la memoria y en el corazón. Así que Franco tiene el mismo tratamiento que otros héroes o villanos. Como en cualquier época, como en cualquier país. También un balance contradictorio es lo que les deja la parte austriaca -por vía materna- desde Maximiliano a Maria Teresa, pasando por Metternich o Francisco José con su Sissi. Personajes con luces y sombras que dotan de savia nacional a un pueblo.

Continúa leyendo La memoria de Franco

El perdón histórico. Desde la Iglesia a España

Imagen: Placa de la Avenida Isabel La Católica en Ciudad de México (c) 2018 G. Moreno

Pedir perdón o perdonar hace siempre bien. Así lo ha mostrado genialmente Juanma Cotelo en su última película. Para los católicos el perdón de los pecados está en el origen de todo. De la redención, de la conversión, del nacer a una vida nueva; del Cristo que vino a morir por los pecados de muchos. Perdonar y ser perdonado es un gesto revolucionario de coraje que hace nuevas todas las cosas.

Si el Rey de España debería de pedir perdón al Presidente de México por los abusos en la Conquista y Evangelización de América es algo que sólo al Rey concierne. Como heredero del rey católico debería seguir la estela de Roma. Y los gestos de los últimos papas desde San Juan Pablo II van en esa dirección. Porque sólo desde la debilidad es posible de nuevo el encuentro. Encuentro que es el principal orgullo de la Hispanidad. Encuentro de sangres. Encuentro de progreso humano demostrado en una prosperidad sin par en la época colonial; y como mínimo hasta la independencia de las repúblicas hispanoamericanas. Encuentro de fe que hizo al catolicismo más universal que nunca. Encuentro de lengua que ha convertido a la Hispanidad en la fuerza cultural más pujante en el mundo. Continúa leyendo El perdón histórico. Desde la Iglesia a España