Agile. To humanism through software

Some days ago, I published a new article about the agile method beyond the software-development context. Being agile is much more than creating good code. It is about putting the person in the middle. And connecting people with other people towards a shared objective: interacting, suffering and improving together. The result of such a dynamic, can only be excellent.

Full article in eldebatedehoy.es (in Spanish)

2019: my 3-to-do’s

Looking for this year’s purposes, I pay attention to the gaps rather to the wishes. In my case, the gaps are those things that are not really new, but well-known stuff that is commonly little exercised or perhaps even forgotten.

The more I learn, the more convinced I am that the knowledge is circular. It goes and comes. However with new clothes and different names. Just reading Cicero or Aristotle is enough to understand that the cornerstones of a humanistic management were set thousands of years time. We need just to find the right words for our days. However, this apparent accessibility to the classic sapience at the same time is the biggest temptation. If you think you already have it, it might cancel your hunger for learning, your passion and even your humility. Therefore my three to-do’s for 2019 are old-new things that I want to bring back to the frontline: Continúa leyendo 2019: my 3-to-do’s

El porqué como vocación

Estos días de Navidad son lo contrario a la rutina. O más bien una rutina montada en la tradición centenaria de la lumbre del hogar. Todos los años lo mismo y, sin embargo, todo es nuevo cada año. Por eso es tiempo propicio de escribir. Pero no sobre lo que ocupa la vida frenética entre regalos, belenes y polvorones. Si no sobre la vida que llevamos antes del veinticuatro de diciembre y a partir del seis de enero.

En mi caso es una vida monástica. Sin regla, sin hábito y sin llamada a la oración. Pero monástica. Continúa leyendo El porqué como vocación

Andalucía por alegrías

Carlos Cano era único para cantarle al alma de mi querida Andalucía. De sus tragedias y alegrías . Él, como tantos otros, pintó los primeros años del autonomismo con un verde esperanza que ha defraudado a todos. Menos al socialismo andaluz que ha vivido al cobijo de la paga durante casi cuarenta años. Hoy el único verde -color Islam- lo pone VOX. Factor de cambio y esperanza. 

A la espera de un gobierno que haga cosas nuevas, recupero un artículo que publiqué hace unas semanas en Red Floridablanca:

«…los andaluces somos la esencia de España. Desde la flamenca con faralaes al toro de Osborne. Y los andaluces nos sentimos justamente elegidos. Porque en el sur se vive de miedo. Y porque sabemos que nuestros fueron Trajano, Séneca, García Lorca. La cuna de la civilización (…)

Andalucía no necesitaba un estatuto que reconociera nada, porque lo era todo. Andalucía necesitaba -y lo sigue necesitando- cuarenta años de honradez, regeneración democrática con gobiernos que se alternen en la gestión y oportunidades para que sus jóvenes no vayan a la cola de Europa…»

Artículo completo: http://www.redfloridablanca.es/federalismo-derechas-gonzalo-moreno-munoz/

It is not a project, it is a water wheel

In London it is an Eye. And in Vienna, the Riesenrad. Most of the European cities have iconic Ferris wheels as attraction or reclam.

Fernando Martín-Sánchez used to compare the water wheel to the team work. All buckets are attached to the same rim, moving solidarian and harmonic to each other. Some of them are shining on the top while others are hidden below the water while making a huge effort. At certain point, the roles will change. Very much depending on the speed and size. By then, the buckets filled with fresh water will emerge to the air and spill in a productive move.

Continúa leyendo It is not a project, it is a water wheel

Ortega Lara. El hierro del inocente

No conozco a José Antonio Ortega Lara. Tampoco me hace falta. También sabemos de la vida de otros hombres extraordinarios por los libros, por sus coetáneos o por internet.

Pero sí soy nacido en Murcia. Y siendo murciano de cuna, me rasga las entrañas escuchar a otros murcianos eructar que Ortega Lara vuelva al zulo donde unos terroristas salvajes le dieron vida de perro durante 532 días. Continúa leyendo Ortega Lara. El hierro del inocente

nos falta una guerra

Ante una gilipollez adolescente, mi abuelo me decía que, si hubiera pasado la guerra, me ahorraría los tremendismos en política. En Europa llevamos siete generaciones sin conocer una guerra -caso inédito en nuestra historia- y esto explica que nos permitamos cierto lujos. Un Brexit, un Trump o un Podemos no hubieran sido posible en la posguerra. La experiencia del conflicto cruento, de la miseria y de la necesidad; hicieron que del trauma naciera el consenso. Pero ese consenso consistió también en blanquear el comunismo, poner el capitalismo al final de la historia y olvidar el alma cristiana de los pueblos occidentales en pos de la sociedad abierta. Ahí están destilados los ingredientes que han desembocado en la política cotidiana, cuajada de populismos a diestra y siniestra. Continúa leyendo nos falta una guerra