esos pastores hispanoamericanos #sosNicaragua

Lo de Nicaragua clama al cielo. Con un país en estado de excepción. Con decenas de muertos por una acción represiva inmisericorde. Con complicidad asesina de los vecinos bolivarianos que se proclaman hermanos. Con una indiferencia global porque en un país pobre los muertos son diferentes. Con respuestas campanudas, tardías e inoperantes de organismos internacionales. Sin apenas presión de Estados Unidos, ni de la Unión Europea. Tampoco de España, donde tanto pregonamos los lazos espirituales de la Hispanidad. Nada. Nadie. Sólo la Iglesia y sus pastores. El valiente obispo Báez y sus hermanos en el episcopado. Confirmados por la voz del Papa a través del nuncio apostólico. Y delante de ellos, Jesús Sacramentado.

De nuevo la Iglesia. De nuevo en Hispanoamérica. Donde los dolores del pueblo han obligado a los católicos a tomar partido por los débiles. Desde los jesuitas del Guaraní al obispo Romero asesinado celebrando misa. De nuevo los pastores, de nuevo por sus ovejas. Y en frente, los lobos. Los de la lógica de la fuerza y el terror. Haciéndoles frente sólo con una bandera, que no es bandera sino custodia. Revestidos de las armas de la luz, con sólo la fuerza del espíritu. Fracaso seguro a los ojos del mundo. Liderazgo moral que ya es una victoria.

35884110_1798548666850439_900778006316843008_n.jpg

Procesión de salida en la película La Misión de Roland Joffé Con Jesús Sacramentado frente a las tropas portuguesas:

Un comentario en “esos pastores hispanoamericanos #sosNicaragua”

Los comentarios están cerrados.